“Cocaine babes”: las sexys chicas que terminaron en la cárcel por su sueño de ser instagramers

Isabelle Lagacé y Mélina Roberge fueron condenadas a siete años y medio y ocho años de prisión respectivamente. 

Isabelle Lagacé y Mélina Roberge fueron condenadas a siete años y medio y ocho años de prisión respectivamente. 

Las canadienses Mélina Roberge e Isabelle Lagacé nunca olvidarán el viaje que las llevó el 9 de agosto de 2016 de Inglaterra a Sidney, la ciudad más grande y poblada de Australia. Desde el momento del embarque, la travesía tenía todos los ingredientes para quedar grabada en la memoria y también ser mostrada al mundo a través de Instagram: lujo, fiesta y glamour por donde filmaran las cámaras de sus celulares. 

Un plan perfecto para dos jóvenes de 23 y 28 años que retransmitían casi en tiempo real sus movimientos y que fueron la envidia de muchos de sus seguidores. Eso hasta que la policía les cayó encima, como también a otro turista que viajaba en el mismo crucero de 17.000 dólares, que tuvo paso además por lugares como Bermuda, Colombia, Panamá, Chile, Ecuador y Nueva York. 

Cuando el crucero MS Sea Princess llegó a su destino final en Sydney, las dos jóvenes fueron rápidamente arrestadas, ya que portaban 35 kilos de cocaína, mercancía que al momento de ser incautada estaba en su camarote solo tapada con unas toallas, hecho por las que han sido denominadas “las peores mulas de droga de la historia”. 

Junto a ellas también fue arrestado André Tamine, de 63 años, quien tenía 60 kilos de cocaína en su poder. Las autoridades calificaron el arresto de 95 kilogramos como la mayor incautación de drogas en Australia proveniente de un barco de pasajeros o de un aeropuerto, recoge El País. 

En noviembre pasado, Isabelle Lagacé fue condenada a siete años y medio de prisión, mientras que este miércoles, la juez Catherine Traill leyó la sentencia para Mélina Roberge: ocho años tras las rejas. En tanto, André Tamine escuchará la suya en septiembre. 

Entre sollozos, la menor de las dos amigas reconoció que se dejó seducir por la oportunidad de viajar a lugares exóticos y hacerse selfies para cobrar notoriedad con esas imágenes, ya que su mayor sueño era ser una celebridad de Instagram. 

Fotos: Instagram. 

pixel